29.12.19

Objetivos cumplidos el 2019 ~

Siendo feliz en Valpo

Cuando inicié el 2019 me propuse varias pequeñas metas, pero como las cosas no siempre salen como uno las espera, no cumplí ninguna jaja.

Este año fue de mucho auto-conocimiento, comprender y aceptar no sólo la vida con altos y bajos, sino a mi misma. Con esto me refiero a esa emocionalidad que me caracteriza y la verdad es que me carga ser tan intensa, pero he estado pensando en que talvez es hora de no luchar contra ello y sencillamente fluir, pero de una forma sana, y aceptarme de esta manera.

Pese a que no cumplí ninguna de las cosas que tenía en mente, me siento extremadamente feliz de haber comenzado a cuidarme a mi misma, en el sentido mental. Ha sido duro pasar gran parte de mi vida sintiendo rabia, pena, frustración, miedos y todas esas emociones negativas que son normal tenerlas, pero no todos los días.

Creo que todo lo que se quedó atrás el 2019, ha sido una puerta a otras cosas geniales, como por ejemplo tener más amigos, salir de forma improvisada o comunicarme más. Cosas simples, pero que a mi me cuestan muchísimo.

Este año no me arrepiento de nada, los primero cinco meses del año fueron planos, aunque tuve algunas salidas bonitas que serán lindos recuerdos. En cambio desde fines de Mayo me han pasado uffff, mil cosas jaja. Terminar un pololeo, salir a conocer lugares geniales, conocer a grandes personas, decir cosas sin pensar, pasar los ramos en la universidad, un año piola laboralmente, volver a fumar despues de 2 años, hacerme cargo de mi salud mental, etc. Esta última parte del año ha sido un sube y baja de emociones, y yo ya no pretendo reprimirlas más.

Es momento de seguir creciendo, de aceptar la vida, de mirar lo bonito, de dejar de sufrir y comenzar a sanar. Un 2019 que sacando cuentas me deja puras cosas buenas.

Cariños mil, gracias por leer y que todos tengas un año nuevo genial!.


1 comentario: